Ir al contenido principal

¿QUÉ ES EL EBITDA DE UNA EMPRESA?






¿QUÉ ES EL EBITDA?

El EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation & Amortization), es decir, las ganancias o utilidad antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Es un indicador utilizado para evaluar el rendimiento operativo de la empresa

(También te puede interesar: Arrendamiento Financiero)

La métrica EBITDA es una variación del ingreso operativo (EBIT) que excluye los gastos no operativos y ciertos gastos no monetarios. El propósito que se persigue con las deducciones es la eliminación de aquellos factores sobre los cuales los socios tienen discreción, como el financiamiento de la deuda, la estructura de capital, los métodos de depreciación y los impuestos (hasta cierto punto). Se puede utilizar para mostrar el desempeño financiero de una empresa sin necesidad de tener en cuenta su estructura de capital.

El EBITDA se centra en las decisiones operativas de una empresa ya que el EBITDA analiza la rentabilidad partiendo de las operaciones principales antes de tener en cuenta el impacto de la estructura de capital, el apalancamiento y los elementos no monetarios, como la depreciación, la cual es un gasto devengado.

EBITDA Y LAS IFRS O NIIF


EBITDA, no es reconocida por la NIIF o los US GAAP (Generally Accepted Accounting Principles, en español sería principios de contabilidad generalmente aceptados en EEUU) como una métrica para su uso, pues no tiene en cuenta la depreciación de los activos de una empresa. 

Lo anterior, es importante ya que cuando las empresas tiene una cantidad significativa de activos o equipo depreciable, es decir, gastos de depreciación significativos, entonces no se toma en consideración los costos por mantener y sostener estos activos de capital.

Aunque se utiliza ampliamente como una medida de la capacidad de una empresa para generar efectivo y pagar su deuda, el EBITDA no es una medida estandarizada según las NIIF, lo que dificulta la comparación entre empresas.

El EBITDA no es reconocido por GAAP o IFRS. El EBITDA hace ver la empresa como si no hubiera pagado nunca impuestos o intereses, además, muestra los activos como si no perdieran su valos con el transcurso del tiempo ya que no se toma en consideración la depreciación o gastos de capital deducidos.

CALCULAR EL EBITDA (FÓRMULA)


La fórmula para calcular el EBITDA es la siguiente:

EBITDA = Utilidad Neta + Intereses + Impuestos + Depreciación + Amortización

O

EBITDA = Utilidad de explotación + Depreciación + Amortización

EXPLICACIÓN DE LOS COMPONENTES DE LA FÓRMULA PARA CALCULAR EL EBIDTA

INTERESES

En el EBITDA los intereses son excluidos, pues estos dependen de la estructura de financiación. Los intereses se originan del dinero que se ha pedido prestado para ser utilizado en el financiamiento de actividades comerciales. Recordemos que cada empresa tiene diferentes estructuras de capital que va a generar gastos por intereses. 

Ignorar el impacto de la estructura de capital de la empresa y agregar los intereses, puede facilitar la comparación del desempeño relativo de las empresas. También hay que considerar que el pago de los intereses son deducibles de los impuestos, siendo un escudo fiscal en beneficio de las corporaciones.

IMPUESTOS

Sabemos que los impuestos pueden variar de acuerdo a las leyes fiscales de la región donde se encuentra operando una empresa, por lo tanto, no forma parte de la evaluación del desempeño de un equipo de gestión ya que dependen de la legislación tributaria y por tal razón, los analistas financieros los agregan para comparar empresas. 

DEPRECIACIÓN Y AMORTIZACIÓN

La depreciación y amortización dependen de todas aquellas inversiones que se han realizado en el transcurso del tiempo y no del desempeño operativo actual de la empresa. Los activos fijos a largo plazo tales como edificios, maquinarias o vehículos, son inversiones que realizan los negocios y que van perdiendo valor por el desgaste. 

Si son activos intangibles vamos a incurrir en gastos por amortización, tal es el caso de las patentes las cuales tiene vida útil limitada por lo que se van amortizando hasta su vencimiento. La depreciación es el gasto por el deterioro de los activos fijos tangibles que posee la empresa.

La depreciación y amortización se excluye de EBITDA ya dicha depreciación y amortización se basa en supuestos de la vida útil, valor de rescate y el método utilizado en la depreciación, por lo tanto, los analistas pueden observar que los ingresos operativos son diferentes a lo que debería ser

Los gastos de depreciación y amortización se ubican en el estado de flujo de efectivo dentro de las actividades de operación de la empresa, pero que al no ser un gasto en efectivo sino devengado, se vuelve a agregar (como un gasto positivo) mientras está en el estado de flujo de efectivo.

¿CUÁNDO SE UTILIZA EBITDA?


EBITDA se usa como un sustituto del flujo de efectivo. Proporciona estimaciones rápidas del valor que tiene una empresa. También el EBITDA lo usan los inversores para evaluar la empresa cuando esta no obtiene beneficios.

El EBITDA se utiliza para comparar empresas similares de capital privado de tal forma que se puede comprar el desempeño con los competidores.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que si una empresa se expande rápidamente y aumenta sus ventas adquiriendo una cantidad considerable de activos fijos financiándose con deuda, puede parecer que tiene un crecimiento en sus ingresos brutos; pero sin considerar las gastos de capital, flujo de caja e ingresos netos.

El EBITDA es usado también en la relación del valor empresarial / EBITDA (al comparar dos empresas) ya que brinda a los inversores una idea general para saber si una empresa está infravalorada (relación baja) o sobrevalorada (relación alta); sin embargo, esta comparación debe hacerse con empresas de naturaleza similar, es decir, la misma industria, tasa de crecimiento, clientes, entre otras. 

La métrica utilizada en el valor empresarial se obtiene dividiendo el valor de la empresarial de una empresa por el EBITDA.

Ejemplo:

Las empresas A y B son empresas competidoras y ambas operan en la misma región. La empresa A tiene un valor empresarial de $ 400 millones y un EBITDA de $20 millones. La empresa B tiene un valor empresarial de $600 millones y un EBITDA de $60 millones ¿Cuál de las dos estaría infravalorada sobre la base de valor empresarial/EBITDA?

Valor empresarial de A= $400 millones 
EBITDA de A= $20 millones 
VE / EBITDA= $ 20 millones

Valor empresarial de B= $600 millones 
EBITDA de A= $60 millones 
VE / EBITDA= $ 10 millones (Relación más baja)

Como puede observarse en el ejemplo la empresa B con un valor empresarial de $600 millones está infravalorada sobre la base de Valor empresarial / EBITDA porque tiene una relación más baja.