Ir al contenido principal

CASOS PRÁCTICOS SECCIÓN 1 NIIF PARA PYMES






 SECCIÓN 1 PEQUEÑAS Y MEDIANAS ENTIDADES (PYMES), CASOS PRÁCTICOS

Casos prácticos NIIF para PYMES

Este artículo es con un propósito educativo, espero sea de utilidad. Puedes leer la Sección 1 de NIIF para PYMES antes de estudiar estos casos para una mejor comprensión.

Casos prácticos: Estados financieros con propósito de información general 


"Los estados financieros con propósito de información general son los que pretenden atender las necesidades generales de información financiera de un amplio espectro de usuarios que no están en condiciones de exigir informes a la medida de sus necesidades específicas de información. 

Los estados financieros con propósito de información general comprenden los que se presentan de forma separada o dentro de otro documento de carácter público, como un informe anual o un prospecto de información bursátil" (Párrafo 8 del prólogo a la NIIF para las PYMES)

Las Normas del IASB están diseñadas para ser aplicadas en los estados financieros con propósito de información general, así como en otra información financiera, de todas las entidades con ánimo de lucro. 

Los estados financieros con propósito de información general se dirigen a la satisfacción de las necesidades comunes de información de un amplio espectro de usuarios, por ejemplo accionistas, acreedores, empleados y público en general. 

(También puedes descargar NIIF para PYMES)

El objetivo de los estados financieros es suministrar información sobre la situación financiera, el rendimiento y los flujos de efectivo de una entidad, que sea útil para esos usuarios al tomar decisiones económicas (Párrafo 7 del prólogo a la NIIF para las PYMES)

Caso práctico N° 1: 

Una entidad que no tiene obligación pública de rendir cuentas de forma voluntaria (es decir, no se le exige hacerlo) prepara sus estados financieros de acuerdo con los requerimientos de la NIIF para las PYMES. 

La entidad envía sus estados financieros a sus principales proveedores, banqueros y propietarios que no son administradores. La entidad efectúa en las notas una declaración explícita y sin reservas de cumplimiento con la NIIF para las PYMES.

Solución:

En este caso, los estados financieros se preparan sobre la base de la NIIF para las PYMES, y estos estados financieros, son estados financieros con propósito de información general, ya que brindan información útil a una amplia gama de usuarios que no están en condiciones de exigir informes a la medida de sus necesidades específicas de información. 

(También te puede interesar: Libros NIIF)

Caso práctico N° 2:

Los hechos son iguales a los del caso 1. Sin embargo, en este ejemplo, los estados financieros no se le envían a nadie que no sea parte de la administración de la organización. 

Solución:

Aunque la información financiera con propósito general es enviada solamente a la administración de la organización, siguen siendo estados financieros con propósito de información general, preparados sobre la base de la NIIF para PYMES, por lo tanto, al cumplir con los requerimientos de esta base, son estados financieros con propósito de información general.  

Caso práctico N° 3

Una entidad que no tiene obligación pública de rendir cuentas prepara sus estados financieros en función de los PCGA de la jurisdicción en la que opera. Los PCGA locales constituyen lo mismo que la NIIF para las PYMES, excepto que difieren en su denominación. 

La entidad envía sus estados financieros a sus principales proveedores, banqueros y autoridades fiscales. La entidad efectúa en las notas una declaración explícita y sin reservas de cumplimiento con los PCGA.

Solución:

En esta caso los PCGA constituyen lo mismo que la NIIF para las PYMES, por lo tanto, los estados financieros de la entidad son estados financieros con propósito de información general.

Ejemplos: estados financieros cuyo propósito no es necesariamente la información general


Caso práctico N° 4

Una entidad que no tiene obligación pública de rendir cuentas prepara sus estados financieros de acuerdo con los requerimientos fiscales para calcular las ganancias fiscales (y los impuestos a las ganancias) de la jurisdicción en la que opera. 

Los requerimientos fiscales de la jurisdicción son diferentes de los requerimientos de la NIIF para las PYMES. La entidad envía los estados financieros solo a las autoridades fiscales. La entidad efectúa en las notas una declaración explícita y sin reservas de cumplimiento con los requerimientos fiscales locales.

Solución:

En este caso los estados financieros de la entidad son estados financieros con propósito especial; están realizados para brindar información fiscal, es decir, contabilización de impuestos, cuyos requerimientos son determinados a partir de las consideraciones fiscales.

Es poco probable que estos estados financieros sean diseñados para brindar información útil a una amplia gama de usuarios que no están en condiciones de exigir informes a la medida de sus necesidades específicas de información. Por consiguiente, es improbable que la contabilización de impuestos constituya estados financieros con propósito de información general.

Caso práctico N° 5

Los hechos son los mismos que en el caso 4. Sin embargo, en este ejemplo, la entidad también envía los estados financieros a sus banqueros y al archivo nacional (un requerimiento legal de la jurisdicción en la que opera la entidad). Cualquier persona puede descargar una copia de todos los estados financieros que se conservan en el archivo nacional desde el sitio web de éste, sin costo alguno.

A pesar de que la contabilización de impuestos está a disposición de cualquiera que desee tener acceso a ella, siguen siendo estados financieros con propósito especial, por lo tanto, es imposible que sus estados financieros constituyan estados financieros con propósito de información general. 

Casos prácticos: Obligación pública de rendir cuentas

Recordemos que las pequeñas y medianas entidades (PYMES), además de publicar estados financieros con propósito de información general para usuarios externos, no tiene obligación pública de rendir cuentas conforme a párrafo 1.2 de la NIIF para PYMES.

Caso práctico Nª 6

Una entidad opera dos negocios desde sus instalaciones: Servicios bancarios y venta de ropa al por menor. Su operación bancaria toma depósito del público en general a cambio de una promesa de pagar al cliente el capital más un beneficio del 2 por ciento del monto depositado 90 días después de haber recibido el efectivo (depósito) por parte del cliente. 

La entidad utiliza fondos generados en su operación bancaria para financiar parcialmente sus operaciones de venta de ropa al por menor.

Solución:

La entidad tiene obligación pública de rendir cuentas. A través de su operación bancaria (negocio principal), la entidad mantiene activos en calidad de fiduciaria para un amplio grupo de terceros (sus clientes bancarios).

Caso práctico Nº 7 

Las acciones de una entidad no se cotizan en una bolsa de valores, pero sí se negocian en un "mercado no organizado", y éste está sujeto a regulaciones gubernamentales, aunque en un grado menor que en el caso de la bolsa de valores.

Solución:

La entidad tiene obligación pública de rendir cuentas; sus acciones se cotizan en un mercado público. El mercado no organizado regulado es un mercado público de capital.

Caso práctico Nº 8

Las acciones de una entidad se negocian en uno de los mercados de títulos secundarios en la Unión Europea (UE) que no son “mercados regulados a los fines de aplicar la regulación de la NIC en la UE (es decir, la legislación de la UE no exige que la entidad use las NIIF completas).

Solución:

La entidad tiene obligación pública de rendir cuentas; sus acciones se cotizan en un mercado público. Dichos mercados son mercados públicos de capital, incluso si están exentos de la Regulación de la NIC.

Ejemplos: Sin obligación pública de rendir cuentas


Caso práctico Nº 9

El único negocio de una entidad es percibir intereses sobre el dinero que les presta a sus clientes. La entidad obtiene todos sus fondos directamente de sus dos propietarios-gerentes, quienes son multimillonarios (es decir, la entidad no toma depósitos de los clientes).

Solución:

La entidad no tiene obligación pública de rendir cuentas: Sus instrumentos no se negocian en el mercado público y no mantiene activos en calidad de fiduciaria para un amplio grupo de terceros. El negocio de prestar dinero al público en general no genera por sí mismo obligación pública de rendir cuentas. 

Los bancos suelen tener obligación pública de rendir cuentas debido a sus actividades de toma de depósitos más que por sus actividades de préstamo. La entidad en este ejemplo no toma depósitos de un amplio grupo de terceros; mantiene activos solo para sus dos propietarios-gerentes.

Caso práctico Nº 10

Las acciones ordinarias de la controladora de una entidad se negocian en una bolsa de valores.

Solución:

El hecho de que las acciones ordinarias de la controladora de una entidad se negocien en una bolsa de valores no hace, por sí mismo, que la entidad (es decir, la subsidiaria) tenga obligación pública de rendir cuentas.

Caso práctico Nº 11 

Una entidad es el único proveedor de electricidad y gas natural en su jurisdicción. La entidad es también una de las entidades de negocio más importantes en la jurisdicción y sus actividades constituyen cerca del 4 por ciento del producto interno bruto de esa jurisdicción.

El hecho de que la entidad suministre un servicio público fundamental (electricidad y gas natural), el tamaño de la entidad y su relevancia en su economía local no hacen, por sí mismos, que la entidad tenga obligación pública de rendir cuentas.